Estamos comprometidos a fomentar una economía circular para reducir nuestro impacto ambiental en el planeta. Además de nuestro consumo consciente general de los recursos de la tierra, buscamos formas de usar materias primas más sostenibles. Gracias a que somos propietarios de la mayor parte de la cadena de suministro, podemos supervisar para ayudar a reducir los desechos en lugares que presentan oportunidades. De hecho, ser propietarios también nos permite utilizar algunos de los residuos en proceso de una producción como insumo para otros productos. Esta ventaja es quizás el factor que más contribuye a nuestra capacidad de aportar al Objetivo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas: producción y consumo responsables.

Cifras anuales recientes

84 %

del total de los desechos se recicla o reutiliza

100 %

de los recortes textiles son reciclados

90 %

de nuestro algodón proviene de los Estados Unidos

Algodón sostenible

Ponemos un énfasis significativo en abastecernos y comprar algodón de alta calidad cultivado de forma sostenible. Compramos principalmente algodón de EE.UU. debido a los beneficios éticos y sostenibles inherentes que tiene como un cultivo altamente reglamentado.

Desechos

Nos centramos en reducir nuestro impacto en el planeta al minimizar los desechos en la forma en que obtenemos, fabricamos y empaquetamos nuestras prendas de vestir. Al hacerlo, colaboramos con nuestros clientes, proveedores y ONGs para avanzar hacia un modelo más circular que ayudará a evitar que los residuos lleguen a los vertederos. En la medida de lo posible, intentamos reducir, reutilizar, reciclar o recuperar nuestros residuos de manera directa dentro de nuestra cadena de suministro.

Poliéster reciclado

Utilizamos poliéster reciclado, una fibra hecha de botellas de plástico recicladas, para ayudar a que el plástico no llegue a los vertederos. La producción de poliéster reciclado requiere menos recursos que las nuevas fibras y genera menos emisiones de CO2.