Gildan

Gildan es uno de los mayores fabricantes integrados verticalmente del mundo que se dedica a la manufactura de prendas de vestir básicas de uso diario, incluyendo ropa deportiva, ropa interior y calcetería. Más del 90% de las ventas anuales de Gildan se generan a partir de los productos que se fabrican en la red de manufactura que opera y posee la Compañía, lo que nos distingue de las principales empresas de manufactura a nivel global Este control directo de casi todo el proceso de manufactura, desde la materia prima hasta el producto terminado, le permite a la Compañía garantizar la implementación continua de prácticas responsables y sostenibles en toda la cadena de valor.

Gildan siempre ha promovido el trato ético y justo de todos los empleados y de quienes fabrican nuestros productos en toda la cadena de suministro. Como ciudadano empresarial responsable, la Compañía se compromete a adoptar las mejores prácticas y condiciones laborales para garantizar que se respeten los derechos humanos y la dignidad de todos nuestros empleados y los de los contratistas externos.

El programa de Responsabilidad GenuinaTM de Gildan es un programa social, medioambiental y de gobernanza (ESG) que guía la forma en que se diseña, fabrica y vende nuestra ropa. Las políticas y procedimientos de Gildan están alineados con los de la Declaración Internacional de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), así como con los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de la ONU. Una parte integral del programa de Responsabilidad GenuinaTM es la Política de Derechos Humanos de Gildan, que establece claramente nuestro compromiso de adoptar las mejores prácticas y condiciones laborales para garantizar que se respeten los derechos humanos y la dignidad de todos nuestros empleados y de nuestros socios de la cadena de suministro. Puede obtener más información sobre los derechos humanos en Gildan aquí.

En todas las regiones donde operamos, Gildan y sus socios de la cadena de suministro deben salvaguardar los derechos humanos de los empleados mediante la adopción y la adhesión al Código de Conducta de Gildan y el cumplimiento de todas las leyes de derechos humanos aplicables. Este código abarca los principios establecidos por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Asociación para el Trabajo Justo (FLA, por sus siglas en inglés) y la Producción Acreditada Mundialmente Responsable (WRAP, por sus siglas en inglés). A su vez, el Código de Conducta sostiene inequívocamente nuestra posición frente a los riesgos de la industria claves, como el trabajo infantil, el trabajo forzado, la compensación, las horas de trabajo y las horas extras, la salud y la seguridad, el medioambiente, la libertad de asociación y la negociación colectiva, el acoso o el abuso, los procedimientos para la presentación de reclamos y la no discriminación.

Además, Gildan no tolera ninguna forma de trabajo forzado en su cadena de suministro. Esto incluye la trata de personas, cualquier tipo de esclavitud contemporánea, el trabajo penitenciario, el régimen de servidumbre, el régimen de servidumbre por deuda o cualquier tipo de trabajo forzado. La Declaración sobre la trata de personas y la esclavitud contemporánea de Gildan describe los pasos a seguir para identificar y erradicar la esclavitud contemporánea y la trata de personas en nuestra cadena de suministro y en nuestras operaciones.

Con respecto a los informes de trabajo forzado en, y relacionados con, la Región Autónoma Uigur de Xinjiang (XUAR), Gildan puede confirmar que:

  1. Todos los contratistas externos de productos terminados de Gildan han certificado que no tienen instalaciones ubicadas en la XUAR,  
  2. Gildan no tiene ni utiliza algodón cuyo origen conocido sea la XUAR en ninguna de sus plantas de manufactura integradas verticalmente,
  3. Y no se conocen casos de uso de algodón, poliéster o cualquier componente, piezas o mano de obra proveniente de la XUAR para fabricar productos Gildan.

Gildan está llevando a cabo una diligencia debida continua para monitorear los riesgos relacionados con la XUAR. En ese sentido, la Compañía ha emitido un comunicado global para todos sus socios comerciales de la cadena de suministro especificando que implementen políticas y procedimientos apropiados para asegurar el cumplimiento de estas acciones regulatorias. Los socios comerciales de Gildan también deben mantener registros y pruebas que confirmen el cumplimiento de estas regulaciones y la trazabilidad adecuada de los productos.

Como siempre, Gildan se compromete a tomar todas las acciones necesarias para identificar, prevenir y mitigar el riesgo de violaciones a los derechos humanos en su cadena de suministro, y este compromiso se mantiene firme con respecto a la XUAR.